Lo que va camino de ser una tradición post-navideña más, publicamos por tercer año consecutivo el resumen de cómo se han comportado la eólica y la solar fotovoltaica en España, con atención especial al (tan de moda actualmente) precio del pool eléctrico.

Los datos brutos para realizar este informe se encuentran disponibles de forma pública en la magnífica web de Entso y en el completísimo portal Esios de REE.

  1. Evolución diaria

  • Como de costumbre al ver este tipo de gráfico con resolución diaria, impresiona ver la gran variabilidad de la producción eólica, con picos y valles que se suceden en el espacio de horas. Hay que reconocer el gran trabajo del operador de red así como de la industria eólica para lograr integrar de forma bastante eficiente esta variabilidad
  • La generación eólica alcanzó su máximo diario el 28 de Diciembre, con 391 GWh de producción. Ese día además se alcanzó el máximo de producción combinada eólica+solar con casi 420 GWh.
  • Lo curioso es que el mínimo de la eólica se había producido casi un año antes, el 1 de enero de 2020, lo que deja bien claro que en unas mismas fechas (aunque separados por un año) la eólica puede alcanzar su máximo y su mínimo

  • Si consultamos en mayor detalle la estructura de generación del 28/12/2020, se aprecia que a las 14:30h, la eólica cubría el 53% de la generación y la solar el 11%, haciendo que el carbón y el gas fueran casi innecesarios.

  • En cuanto a la solar, su máximo fue el 4 de Julio, superando los 102 GWh
  1. 2020 vs 2019

  • La solar ha sido la gran protagonista del 2020, con un crecimiento anual de producción del 40%. La eólica sin embargo no ha tenido un buen año y su crecimiento ha sido de tan sólo un 1,5%

  • Pero fijarnos solo en producción absoluta puede resultar engañoso si no lo cruzamos con capacidad instalada. Según los datos avanzados por REE, en 2020 se han instalado 1333 MW de eólica y 2405 MW de solar. Esto nos lleva a unos valores de factor de capacidad de 20% para la solar y 22% para la eólica.
  • La mejora del FC de la solar viene probablemente motivado tanto por un mejor recurso este año (mayor irradiancia) como por una mejora en la tecnología: mejores paneles e inversores y sobre todo, mejor O&M.
  • En cuanto a la eólica, la bajada en FC respecto al 2019 tiene que ser debido al año de bajo recurso que ni la tecnología de los nuevas turbinas ni las mejoras de O&M han podido compensar.

  • En el gráfico de producción mensual se parecía claramente el gran crecimiento de la solar en 2020, mientras que la eólica tiene unos valores bastante similares, resultando llamativo el mes de Noviembre de tan bajo de recurso eólico, cosa infrecuente ya que es tradicionalmente uno de los mejores meses de viento.
  1. Precios de mercado y renovables

El precio del pool eléctrico no se ha librado del efecto covid-19 y su evolución anual ha quedado totalmente marcada por los meses de confinamiento

  • La gran caída en la demanda de energía durante los meses de marzo, abril y mayo hundieron los precios del mercado hasta niveles nunca antes visto, llegando a un precio medio diario de 4,6 €/MWh el 1 de Mayo. Es curioso recordar estos datos en estos días (Enero 2021) cuando este mismo mercado está alcanzando valores record. Pero más allá de situaciones coyunturales como el covid-19 o el pico de estos días, no parece probable que el mercado, tal y como está diseñado, vuelva a valores sostenidos por encima de 50€/MWh

  1. Bonus track: las renovables en Alemania

No quiero acabar este artículo sin echar un vistazo al motor de las renovables en Europa para ver su comportamiento en 2020 con la ayuda del portal Energy-Charts de Fraunhofer

  • Por primera vez las renovables han supuesto más del 50% de la generación total anual en Alemania, siendo la eólica la principal fuente de generación con gran diferencia sobre la segunda que es el carbón
  • Estos datos están de nuevo muy influenciados por la bajada en demanda causada por el covid-19 pero no dejan de ser un hecho histórico digno de ser destacado
  • El todavía gran peso del carbón en el mix de generación sigue siendo el principal punto negativo de 2020. El plan de retirada adelantada de las centrales nucleares no ha ayudado nada a poder reducir el peso de las térmicas y debería ser un caso a evitar en otros países.

En resumen, no se puede decir que 2020 haya sido un mal año para las renovables: la solar FV ha vivido su mejor año con mucha diferencia, la eólica ha salvado un año de bajo viento y al fin se han activado las tan esperadas subastas renovables que darán estabilidad y predictibilidad al horizonte renovable. 2021 deberá ser el año del despegue definitivo de la solar y del lanzamiento de la eólica offshore en España pero apaguemos por ahora la bola de cristal y dejemos las predicciones para otro artículo.