Prácticamente todas las semanas vemos en los medios noticias sobre precios record en subastas tanto de eólica como de solar. Y es inevitable asociar estos niveles a coste de generación o LCoE. Incluso en noticias como en la reciente sobre el tender en Arabia Saudí ganado por EDF-Masdar, se habla de offtake Price y LCoE de forma indistinta como si fuera lo mismo. Así que creo que es hora de arrojar un poco de luz sobre el asunto ¿es lo mismo precio de subasta y LCoE? Pero antes de eso ¿qué es exactamente el LCoE?

 

Empecemos pues por el LCoE, acrónimo de Levelized Cost of Energy. Se define como el coste total descontado por unidad de energía producida:

Vista la fórmula de arriba, parece algo muy complicado, pero en realidad es sumar todos los costes (inicial o CAPEX y operación u OPEX) descontados al WACC y dividirlo entre la producción también descontada para obtener €/MWh.

 

Esta es la definición académica, pero a mí me gusta más otra: LCoE es el precio de la energía que iguala los ingresos con los gastos, es decir, que hace el VAN=0

Esta segunda fórmula ayuda además a modelar en Excel un cálculo sencillo de LCoE, ya que, teniendo la producción anual, el CAPEX y OPEX se puede buscar un precio de energía (constante para toda la vida del proyecto por simplificar) que iguale ingresos descontados con gastos descontados. Por si alguien se anima a intentarlo, algunos consejos:

  • La teoría dice que los costes hay que descontarlos con el WACC nominal mientras que los ingresos al WACC real. Para hacer un cálculo sencillo es mejor utilizar solo el WACC real, pero si alguien quiere profundizar, ahí van las fórmulas

  • Para el cálculo del WACC, la clave es el valor del coste del equity (Ke). No hay fórmulas para eso, dependerá del país, del proyecto, del riesgo, de las inversiones similares, etc…si el proyecto es en un país con bajo riesgo, un 7-8% sería razonable
  • Es importante no olvidar los costes financieros. Si el proyecto es apalancado, tendremos que calcular el coste de la deuda cada año
  • Para simplificar se puede suponer un coste de deuda único, aunque si se quiere hacer un cálculo más fino, habría que utilizar un coste durante la construcción y otro durante la operación. Obviamente, el de construcción será siempre superior al de operación.

 

Ya que tenemos claro que el LCoE es el nivel mínimo de precio de energía que compensa todos los gastos (capex, opex, deuda, etc) pero que no crea ningún valor adicional, parece evidente que los precios de venta de energía deberían ser siempre mayores que el LCoE. De hecho, intuitivamente podríamos asemejar esa diferencia al margen del promotor. Esto que parece tan claro choca con las recientes noticias: Precios de la subasta en Portugal a 20€/MWh o en Arabia Saudí a 19 $/MWh o en Brasil a 17,3 $/MWh!!! ¿podemos decir entonces que el LCoE eólico o solar está por debajo de 20 $/MWh? La respuesta es no. Varias son las razones de este descuadre. Veamos algunos ejemplos

 

  1. La subasta es sólo una parte de los ingresos totales: Tanto en Brasil como en México los precios de las subastas cubren en torno al 50% de la energía. Los promotores firman precios tan bajos con la expectativa de cerrar después PPAs superiores o de que el pool compense precios tan bajos. Esta tendencia queda muy bien explicada en el artículo de GTM.

 

  1. El alcance de las subastas: antes de sacar el titular de “Nuevo record…” sería recomendable conocer el detalle de la subasta en cuestión porque la realidad es que no hay dos iguales. Como ejemplo, en la reciente de Portugal había 2 tipos de subasta: una por una especie de reserva de conexión y otra por un PPA. Hubo noticias que mezclaron ambas, con la consiguiente confusión. En otros casos, hay costes que viene cubiertos, con lo que el nivel de precio es menor (caso de algunas subastas offshore donde la conexión a red la pone el estado)

 

  1. Proyectos singulares: en casos como el proyecto eólico de EDF-Masdar en Arabia Saudí, tanto el recurso eólico (>3300Heq), como la financiación, como la estrategia de entrar en el primer proyecto del país hacen que el precio sea muy bajo. Probablemente el LCoE del proyecto es también muy bajo, pero no es representativo. Los grandes proyectos solares en Oriente medio también son potenciales proyectos singulares.

 

  1. Fecha de conexión: es otro aspecto clave. Si el proyecto está planificado para ser conectado en 4-5 años, los promotores jugarán con la expectativa de reducción de coste, por lo que los precios publicados no serán un reflejo del LCoE actual sino, en todo caso, del esperado en el momento de la construcción. Un ejemplo claro son las subasta A-4 de Brasil donde los precios bajísimos para la solar descontaban ya las importantes reducciones de inversión previstas para los proyectos solares en los próximos 3 años.

 

  1. Irresponsabilidad: todos los que trabajamos en este sector deberíamos tener claro que precios tan bajos no son buenos ya que introducen un gran riesgo en el sistema. Es el caso de India donde los precios tan bajos hacen que haya subastas que se cancelan o que los proyectos finalmente no se hagan. Es responsabilidad del planificador de la subasta poner los mecanismos para conseguir el menor precio garantizando la viabilidad del proyecto (y de la cadena de suministro). Hay proyectos que con esos precios es imposible que sean rentables, lo que hará que tengan muchas opciones de no hacerse nunca. Hay un artículo donde se hace un sencillo análisis de uno de estos proyectos en USA y se concluye que no es viable

 

Los precios ultrabajos de subastas son caramelos irrechazables para los periodistas, pero su gran cobertura mediática no debería confundirnos: los niveles medios de LCoE no están, ni mucho menos, en esas cifras y precios tan bajos no son buenas noticias para el sector renovable ya que incrementa el riesgo y reduce (si no elimina completamente) las rentabilidades en la cadena de valor.