Todo empieza por tener un buen producto o servicio y el sector de las energías renovables no es una excepción en esto. En la eólica, se está lanzando una nueva generación de turbinas cada 24 meses. En solar PV la evolución de producto es aún más rápida: empresas de módulos que eran líderes del mercado hace sólo 5 años, hoy ya no existen. 

De hecho, al ser un sector tan dinámico y cambiante, los ciclos de producto se reducen y es más necesario que nunca disponer de procesos robustos que aseguren la competitividad del producto. WeMake estructura su colaboración en este campo en diversos niveles:

Desde la detección de la oportunidad hasta la entrada en serie del producto, son muchos los pasos que hay que dar para asegurar que el producto/servicio es competitivo y todas estas actividades son las que se agrupan en el rol de Product Management. WeMake ha desarrollado y desarrolla proyectos en esta área como, por ejemplo:

  • Seguimiento del desarrollo: cuando los periodos de desarrollo de un producto/servicio son largos (superiores a 6 meses), es clave hacer un seguimiento para asegurar que se van cumpliendo los objetivos y evitar que el nuevo producto quede obsoleto antes de ser lanzado. Este seguimiento se basa en coordinar la información de mercado con el estado del desarrollo.
  • Lanzamiento de un nuevo producto: plan específico para lanzar el producto no sólo de cara al mercado (web, ferias, medios, etc) sino también con carácter interno (materiales de apoyo a ventas, formación interna, etc).
  • Proyectos de satisfacción del cliente: encuestas a clientes para recoger feedback sobre la compañía y los productos y poder elaborar planes de mejora. Encuestas tanto a base de entrevistas presenciales como